jueves, 5 de septiembre de 2013

La soberana: "Mirada"

Ella nunca miraba hacia el costado, y así evitaba crear nuevos mundos que no sería capaz de gobernar. Ya de por sí, su reino se había extendido muchísimo más allá de lo que sus ojos podían percibir y se le estaba volviendo incontrolable, por lo que un buen día tomó la determinación de dividirlo para siempre. A partir de ese momento -aunque siempre había sido así realmente- sólo ejercería su influencia sobre aquello que se encontrara dentro del rango de su mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario