viernes, 27 de abril de 2012

ChocoCharly

Hoy soñé que un montón de gente lloraba la pérdida de la parte Charly García que ya murió. El genio. Para conmemorarlo, alguien había preparado una chocotorta gigante con forma de ataúd, con cobertura blanca y perlas doradas en los bordes. Las columnas de chocolinas se hacían notar por debajo de la inmaculada sábana de azúcar. Hasta una cruz de mazapán tenía el ataúd.

No había cuerpo. Murió el genio, pero en lugar de sus restos yacían las galletitas de chocolate embadurnadas de dulce de leche y queso blanco -o crema-, que vuelven locos a millones de personas alrededor del mundo. Porque la chocotorta será argentina, pero no saben la cantidad de argentinos que la extrañan en el exilio.

Es así como les cuento, una parte de Charly se hizo torta cuando se tiró a la pileta desde el noveno piso del Hotel Aconcagua de Mendoza.

lunes, 23 de abril de 2012